Preguntas frecuentes acerca de la congelación de óvulos

¿Qué es la congelación de óvulos?

La congelación de óvulos (criopreservación de ovocitos humanos) es una tecnología innovadora mediante la cual se extraen los óvulos de una mujer (ovocitos), se congelan y se almacenan para su uso futuro. La congelación de óvulos permite a la mujer tomar el control de su reloj biológico y almacenar sus óvulos para su uso futuro. Si la infertilidad es experimentada cuando está lista para quedar embarazada, los óvulos pueden ser descongelados y fecundados y, luego, los embriones resultantes se transfieren al útero.
Si bien no es una garantía, la congelación de óvulos es similar a una póliza de seguro para la futura fertilidad de una mujer.

La congelación de óvulos permite
a la mujer tomar el control de
su reloj biológico en constante
tic-tac y guardar sus óvulos
para uso futuro.

 

¿Es importante la edad?

Cuando se trata de problemas de fertilidad, es un hecho que la edad del óvulo, no la edad de la mujer, es lo que más importa. Las mujeres nacen con aproximadamente 2 millones de óvulos, pero con el transcurso del tiempo la cantidad y calidad de los óvulos sanos disminuyen. Esto afecta directamente la posibilidad mensual de concepción. Las mujeres experimentan picos de fertilidad a los 20 años y, a los 30 años, sólo se mantiene alrededor de una octava parte de los óvulos originales.
Esta reducción en la cantidad y calidad de los óvulos aumenta exponencialmente después de los 35 años. En consecuencia, es cada vez más difícil concebir cada año que pasa. El porcentaje de mujeres casadas que no utilizan anticonceptivos y continúan sin hijos y sin tratamiento aumenta con la edad. Se observó una incidencia del 9% en mujeres de entre 25 a 29 años y aumenta al 30% a los 35 años. En cuanto a las mujeres de 40 a 44 años de edad, el 64% va a permanecer sin hijos.
A los 40 años, una mujer tiene una probabilidad inferior al 10% de concebir un embarazo con éxito cada mes. A los 45 años, la probabilidad de tener un hijo con óvulos propios es de aproximadamente 1%.
Además, como los óvulos aumentan en edad, también lo hacen los riesgos de anomalías cromosómicas. Se estima que el 60% o más de los embriones de aspecto normal a los 37 años son genéticamente anormales. A modo de ejemplo, el riesgo de un nacimiento con vida con Síndrome de Down aumenta de 1 cada 1.000 nacidos con vida a los 30 años a 1 de cada 30 a los 45 años.

Infografia_03_esp

Infografia_04_esp

¿Qué se sabe acerca de la congelación de óvulos?

La investigación descubrió que cuando las mujeres utilizan óvulos donados por mujeres más jóvenes, se pueden lograr las mismas tasas de éxito de embarazo que las mujeres a los 20 años. La congelación de óvulos ofrece la oportunidad de que las mujeres sean sus propias donantes. Se pueden extraer los óvulos de las mujeres a una edad más joven y dichos óvulos se pueden preservar mediante la tecnología de criopreservación de ovocitos. Por lo tanto, cuando una mujer está lista para quedar embarazada, ella tiene sus propios óvulos más jóvenes disponibles, lo que aumenta sus posibilidades de un embarazo exitoso.

¿Cuál es la situación actual de la congelación de óvulos?

Después de años de investigación, la congelación de óvulos se convirtió finalmente en una realidad tangible.
En 2012, la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) reconoció las mejores tasas de éxito y seguridad de esta tecnología de preservación de la fertilidad mediante la eliminación del rótulo de experimental. Esto ocurrió después de la revisión de muchos estudios científicos y clínicos que demostraron que las mujeres jóvenes que se sometieron a fecundación in vitro con óvulos congelados tenían una oportunidad similar de embarazo exitoso como las que utilizan los óvulos frescos. La investigación hasta la fecha sugiere también que los bebés nacidos de óvulos congelados no son diferentes de los que nacen como resultado de la FIV con óvulos frescos.

¿Quién debería congelar sus óvulos?

Las mujeres que esperan tener hijos después de los 35 años y quieren la oportunidad de preservar su fertilidad en el futuro pueden querer congelar sus óvulos.
Hay otras razones para congelar los óvulos, como por ejemplo: postergación de la maternidad por la carrera profesional y preservación de la fertilidad antes de someterse a procedimientos médicos que pueden comprometer la fertilidad futura (es decir, el tratamiento del cáncer). Lo que todas estas mujeres tienen en común es el deseo de tener hijos en el futuro.
Las candidatas para la congelación de óvulos se pueden dividir en cuatro grupos principales:

Electivo:  La congelación de óvulos por elección es la categoría más prolífica así como también la más variada. Las mujeres que congelan sus óvulos por razones de elección pueden no haber conocido a un compañero de vida, no quieren detener el curso de su carrera profesional para comenzar una familia o no quieren fecundar inmediatamente sus óvulos.

Médico:  La congelación de óvulos se inició para dar a las pacientes de cáncer la oportunidad de preservar sus óvulos sanos antes de someterse a quimioterapia o radiación. Otro ejemplo sería una mujer que requiere la extirpación quirúrgica de uno o ambos ovarios.

Genético:  Las razones genéticas para considerar la congelación de óvulos abarcan a las mujeres con una historia familiar de menopausia precoz, endometriosis o insuficiencia ovárica prematura.

Ético y religioso:   Las mujeres que congelan sus óvulos por razones éticas y religiosas normalmente no creen en el almacenamiento de embriones.

¿Cómo se congelan los óvulos?

La congelación de óvulos sigue el mismo protocolo que la fertilidad (inclusive la estimulación hormonal) como la fecundación in vitro (FIV) – hasta el punto de extracción de los óvulos. Las pacientes de FIV pasan directamente al proceso de fecundación del óvulo, mientras que las pacientes de congelación de óvulos congelan y almacenan sus óvulos para su uso futuro. Existen dos métodos de congelación de óvulos: congelación lenta y congelación rápida (vitrificación de óvulos). En el Fertility & IVF Center of Miami se utiliza el método de vitrificación, que es más nuevo y exitoso.

¿Cuántos óvulos son suficientes?

A mayor cantidad de óvulos extraídos, mejores serán las posibilidades de concepción. Y cuanto más joven sea la mujer, mejor será la calidad y cantidad de óvulos sanos producidos.
Los análisis de sangre y ecografías de la reserva ovárica son buenos indicadores de la cantidad de óvulos previstos que una mujer puede producir. Sin embargo, la cantidad de óvulos congelados necesaria para quedar embarazada depende de cada caso en particular.

¿Qué sucede con tus óvulos cuando se los utiliza?

Una vez que los óvulos se retiran del dispositivo de almacenamiento son rápidamente rehidratados. La vitrificación repercutió notablemente en el proceso de descongelación de óvulos. Las tasas de éxito de la descongelación son ahora de aproximadamente el 80%, debido a la menor probabilidad de la formación de cristales de hielo intracelular con la vitrificación. Se puede determinar la cantidad de óvulos descongelados y fecundados una vez que se tomó la decisión de continuar el embarazo. El proceso de ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) se utiliza para fecundar los óvulos congelados. ICSI consiste en inyectar directamente un solo espermatozoide en un solo óvulo con una aguja en lugar de permitir que los espermatozoides penetren el óvulo en una placa de Petri por su cuenta.
Si tiene éxito, de tres a cinco días más tarde, el embrión o embriones resultantes se transfieren al útero con un catéter fino y suave. No es necesaria ninguna cirugía. Por lo general, uno o dos embriones se utilizan al mismo tiempo.

Información Adicional

Cuando se trata de tomar decisiones sobre la salud personal, creemos que el conocimiento es poder. El Fertility & IVF Center of Miami te alienta a hacer preguntas y aprender más acerca de tus propias opciones de fertilidad.
Al explorar estas opciones, ten en cuenta que no estás sola. Incontable cantidad de mujeres atravesaron problemas similares. Por favor, visita nuestra página de Internet y lee lo que otras mujeres dijeron sobre sus experiencias personales y cómo decidieron tomar el control. Ahora es el momento de manejar tu propio reloj biológico.